Incumple gobierno priista de Temoaya brindar seguridad a la población

04/04/2017 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Temoaya / Estado de México

Aún y cuando la administración 2016-2018 que encabeza el presidente municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Apolinar Escobar Ildelfonso se comprometió a brindar paz, seguridad, bienestar y tranquilidad a las familias temoayenses, dicho reclamo no ha hecho eco entre las autoridades encargadas de impartir justicia en esta demarcación.

Acción por la cual se han incrementado los robos a transeúntes, transporte público, casas habitación, negocios, así como extorciones, abusos de autoridad y secuestros que no ha podido combatir la Gendarmería de Seguridad Pública del municipio, poniendo en zozobra e incertidumbre a la sociedad que vive y transita por esta demarcación del Estado de México.

Mismos funcionarios de la presente administración se han unido a este reclamo social, desacreditando las políticas implementadas por el área en cuestión, así como el mal asesoramiento que tiene de las personas encargadas del ramo, que han dejado entrever su falta de conocimiento del tema y del territorio local.

Una de las mayores quejas de las que han hecho mención los quejosos -quienes pidieron omitir su identidad por temor a represarías-, indicaron es la forma arbitraria y prepotente como se conducen los elementos de la Gendarmería inventando violaciones al Bando Municipal, para después ser despojados de sus pertenencias y concluir con el pago de multas exorbitantes para poder salir en libertad.

Ante este descontento de nada ha servido la adquisición de lujosas patrullas e incrementar el número de elementos de la corporación policiaca que privilegian el resguardo de casas de funcionarios públicos, así como de sus negocios, dejando en la indefensión del hampa a la población en general.

Vecinos de las diferentes comunidades de Temoaya han manifestado este tipo de actos que se han incrementado durante la presente administración priista que prometió brindar seguridad, así como velar por los intereses patrimoniales e individuales de la sociedad, de la cual ha hecho caso omiso el gobierno emanado de las filas del PRI, presidido por el -segunda vez alcalde- Apolinar Escobedo.

Por su parte, elementos policiacos han expresado su descontento por el bajo salario que perciben, la falta de preparación, contar con uniformes completos, armamento, vehículos y gasolina necesarios para desempeñar la función encomendada; mientras tienen un Alcalde dijeron que goza de un salario de más de 100 mil pesos, cuando argumentan las autoridades municipales no hay recurso para esta área.