Priva inseguridad en el “Pueblo Mágico” de Valle de Bravo

06/08/2017 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Valle de Bravo / Estado de México

Ante la ola de asaltos, secuestros y robos -en sus diferentes modalidades- que se han registrado en los últimos días en el “Pueblo Mágico” de Valle de Bravo los comerciantes establecidos e informales, responsabilizan al gobierno que encabeza el presidente municipal Mauricio Osorio Domínguez por la falta de garantías de seguridad para los habitantes y el turismo.
En este sentido comentan que la baja afluencia turística que se está registrando en esta temporada vacacional, cuando es la época en que ellos aumentan las ventas de sus productos, en este verano 2017 ha mermado sus ganancias.
Lo anterior consideran es el resultado de los robos a casa habitación, transeúntes, de autos, así como de personas encontradas muertas en diferentes partes del municipio –principalmente mujeres- y recientemente el secuestro de empresarios y hace un par de días el robo de un infante en una zona muy visitada por el turismo nacional y extranjero.
La falta de políticas públicas y del orden preventivo que todo gobierno municipal debe tener para otorgar garantías de seguridad, bienestar y sana convivencia a los habitantes y turistas que visitan este emblemático municipio, como lo marca el Bando Municipal, ha quedado demostrado que se carece de ello para garantizar la tranquilidad de los avecindados y sus visitantes.
A casi dos años de que tomó las riendas de la administración pública el presidente municipal Mauricio Osorio Domínguez no ha podido implementar un verdadero plan de seguridad que garantice la estancia de los turistas y por ende repercuta en el bolsillo de los comerciantes ubicados en esta demarcación.
Cabe hacer mención que a más de tres años de haber superado el clima de inseguridad que privó durante la administración panista de Francisco Reynoso y del que tanto fue exhibido por la presente administración en diferentes comunidades del municipio; hoy de nueva cuenta se vuelve a caer en este clima de inseguridad.
Aún y cuando por el Ayuntamiento se han realizado operativos “preventivos” de seguridad para revisar –principalmente automóviles-, que complementado con la presencia de elementos de la Gendarmería de la Policía Federal y Marinos, la ola de inseguridad prevalece en la zona.
En Valle de Bravo no podrá contar con políticas públicas de seguridad, pero sí pone énfasis en conformar un grupo de movilidad que se dedica a levantar a diestra y siniestra infracciones usurpando una función que solo compete a elementos –mujeres- de la policía estatal y que le está redituando significativas ganancias económicas para las arcas locales.