Diputados proponen establecer presupuesto mínimo para el sector educativo y científico

06/08/2017 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

-El diputado Inocencio Chávez presentó la iniciativa de reforma a la Ley de Educación de la entidad.

TOLUCA, Méx.- Con el objetivo de establecer un monto mínimo de ocho por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad para el presupuesto anual de los sectores educativos y de investigación científica, el diputado Inocencio Chávez Reséndiz propuso, en nombre del Grupo Parlamentario de Nueva Alianza, una reforma el artículo 90 de la Ley de Educación del Estado de México.
En sesión del Sexto Periodo Ordinario, que preside el diputado Vladimir Hernández Villegas (morena), el legislador explicó que la propuesta también incluye artículos transitorios para que se establezca que la meta del ocho por ciento del PIB para gasto de educación estatal sea alcanzada en el año 2021.
“Esto permitirá realizar los ajustes necesarios al Presupuesto de Egresos de manera escalonada y tomar las medidas de política y económica indispensables para no afectar otros renglones del gasto social”, señaló el legislador.
La iniciativa fue turnada a las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales, de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, y de Planeación y Gasto Público para su análisis.
El coordinador del Grupo Parlamentario del PT, diputado Carlos Sánchez Sánchez, presentó una iniciativa de reforma a la Constitución estatal, con el objetivo de redefinir el derecho de veto reservado al titular del Ejecutivo estatal y ampliar el plazo de 10 a 30 días para que el gobernador analice, estudie y, en su caso, devuelva las observaciones a las leyes o decretos aprobados por la Legislatura.
Respecto al veto, se propone utilizar la misma fórmula que a nivel federal, es decir, que “el proyecto de ley o decreto desechado en todo o en parte por el Ejecutivo, será devuelto, con sus observaciones, a la Cámara de su origen. Deberá ser discutido de nuevo por ésta, y si fuese confirmado por las dos terceras partes del número total de votos, pasará otra vez a la Cámara revisora. Si por esta fuese sancionado por la misma mayoría, el proyecto será ley o decreto y volverá al Ejecutivo para su promulgación”.