Incapacidad y falta de resultados distinguen a Mauricio Osorio en Valle de Bravo

25/11/2017 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Valle de Bravo/Estado de México

Incapacidad para gobernar y dar los resultados que esperaba la sociedad vallesana, así como la falta de oficio político, liderazgo, control de Cabildo, compromiso con la ciudadanía y con su instituto político, son las características con las que se ha distinguido el alcalde priista de esta demarcación Mauricio Osorio Domínguez.

En 23 meses de gobierno la incompetencia, falta de oficio político y responder a las demandas de la población, es el sello de la administración 2016-2018 en el Pueblo Mágico de Valle de Bravo.

Durante este tiempo, un sinnúmero de inconsistencias se han registrado por las diferentes comunidades del Ayuntamiento tal es el caso de la grave inseguridad que priva al incrementarse el número de robos, asaltos, secuestros, homicidios entre los más destacados que han encendido los focos rojos en esta localidad.

En días pasados el vacío de poder se hizo presente entre la población vallesana de la comunidad de Santa María Pipioltepec que al no encontrar una respuesta positiva en el rubro del agua potable, esta acción estuvo a punto de culminar en una tragedia mientras el Alcalde se paseaba por el viejo continente.

La falta de responsabilidad de Mauricio Osorio no sólo es con la población, sino también en los eventos trascendentales del municipio, tal es el caso de su ausencia durante el Aniversario de la Erección del Ayuntamiento, delegando responsabilidades a subalternos.

Tan mal está el servicio público municipal en esta localidad que hace un par de semanas cuando se encaminaba a inaugurar una obra en la comunidad de los Saucos y en específico en la Escuela Primaria “Francisco I. Madero”, padres de familia de los alumnos y directivo escolar impidieron esta acción al argumentar que la obra estaba inconclusa.

Cabe hacer mención que otro de los aspectos porque se evitó dicha inauguración fue por la conformación extemporánea del Comité de Control y Vigilancia, además de no contar con el proyecto original de la obra, aún y cuando a decir de ellos el avance es del 90 por ciento.

Pero que se puede esperar de Mauricio Osorio si desde un inicio no tomó en cuenta a todos aquellos actores políticos que le apoyaron durante su campaña proselitista y quienes aportaron tiempo, dinero y esfuerzo para que este aprendiz de política ocupara el puesto que hoy ostenta y se ha dejado ver le ha quedado grande.

No podemos dejar de mencionar su falta de control político al interior del Cabildo, ya que los Regidores de su mismo instituto político formaron un bloque en su contra, actuando como oposición que después e comenta los tuvo que apaciguar con onerosos bonos de compensación.

La falta de liderazgo de Osorio Domínguez quedó demostrada cuando en la campaña del hoy gobernador Alfredo Del Mazo en el evento masivo efectuado en el municipio de Villa Victoria fue notoria la ausencia de pobladores de esta demarcación, motivo por el cual el Ejecutivo Estatal retiró el apoyo de un hospital con el que se iba a beneficiar a Valle de Bravo para otorgarlo a Villa Victoria.

Con todos estos excesos, incumplimientos y falta de oficio político el priista Mauricio Osorio está alzando la mano para reelegirse en el puesto que hoy ostenta o en el mejor de los casos imponer a su esposa y titular del DIF municipal Lorena Suárez Flores quien en días pasados apareció en redes sociales disfrutando semidesnuda de sus vacaciones en una alberca cerca del mar en España, mientras que en Valle la gente sigue en espera de los apoyos a los que se ha comprometido y no ha cumplido.

Este es uno de los políticos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que en vez de abonar a la imagen de por sí desgastada de dicho instituto, mancha aún más al mismo.