Mosaico Mexiquense

25/11/2017 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

El otrora moderno fraccionamiento residencial de Ciudad Satélite, en los años 60 y 70 fue la admiración de la modernidad que alcanzaba el Estado de México, junto con su potencial Desarrollo Industrial, de lo que fueran los municipios de Tlalnepantla y Naucalpan, que se disputaban la jerarquía en cuestión de riqueza empresarial, que en esos años ya superaban al Estado de Monterrey, que también contaba con zonas potenciales en materia industrial.

Si la frondosa Ciudad Satélite, se encumbraba como un fraccionamiento modelo donde se vendrían a residir las familias de opulencia económica, por encima de lo que sustentaban la zona residencial de Lomas de Chapultepec. Pero la propia modernidad y el nuevo modelo de desarrollo residencial equiparable a las de las ciudades como Mami, Florida, Ontario, entre otras ciudades de Estados Unidos, ahora han invadido al país, construyendo gigantescas torres habitacionales, vivencia que ya tiene la colonia Polanco en la ciudad de México. Simple comparación.

Bien el fraccionamiento de Ciudad Satélite, ha envejecido y donde se asentaron 10 mil familias de hace cinco y seis décadas, ahora también sufren las consecuencias de rezago económico al cual extrañan, y se han visto en la necesidad de vender sus residencias, prácticamente a costo de remate, cuando hace una década el costo de un predio en esa zona, era cotizada en dólares y hoy los fraccionadores pagan mucho menos del valor real de esas casa-habitación.

Además que para los escasos residentes originales, se ven amenazados con ser invadidos por la construcción de Torres que superan los 4 pisos que autoriza el Plan de Desarrollo Municipal, que no tendrán los futuros vecinos y los pocos que se resistan a vender o irse a vivir a otro lado; Ciudad Satélite, no tendrá acceso para desfogar el tráfico propio de esas construcciones ni infraestructura vial ni residencial necesaria.

Sólo hay que analizar un poco el punto de vista de Galo Blanco, expresidente de Colonos de Ciudad Satélite, que afirma que esa zona residencial, “ha pasado de ser un fraccionamiento con reconocimiento mundial, a una zona a punto del colapso por las violaciones al uso de suelo y los problemas de movilidad”.

Precisó que Satélite corre riesgos en este momento por la construcción de cinco mil departamentos en torres mayores a los cuatro pisos autorizados en el Plan de Desarrollo Municipal.

Las zonas cercanas a puntos comerciales como Plaza Satélite, la Zona Azul y Zona Verde ponen en riesgo el uso de suelo residencial para convertirlo en comercial, con el caos de movilidad que significa, explicó Galo Blanco.

“Plaza Satélite vuelve a hacer cambios indebidos en el uso de suelo, que le dará mayor plusvalía a la zona porque se convierten los residenciales en comerciales, pero el impacto vial y ambiental le hace un raño terrible al fraccionamiento”.

Satélite es un fraccionamiento consolidado, tiene escuelas suficientes, templos, hospitales, todo. Su crecimiento tiene que ser cuidadosamente estudiado, no pueden hacerse proyectos sin ninguna planeación urbana. El impacto ambiental, vial y de servicios agravaría lo que ya ha pasado en los últimos años, aseveró el exlíder vecinal.

“Hemos intentado conservar la calidad de vida; a nivel mundial el fraccionamiento ha sido reconocido y premiado como un proyecto arquitectónico fuera de serie, aunque ha perdido una gran parte de ese reconocimiento”.

Las violaciones en el uso de suelo son una constante en este fraccionamiento, donde no hay una autoridad para frenar este crecimiento urbano que ha registrado desde hace 10 años la zona, porque ahora predominan el comercio antros y restaurantes, finalizó Galo Blanco.