Artículo.- ¿Habrá Forma de reconstruir el tejido social caracterizado por la violencia?

11/02/2018 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

*Estudiosos en la materia recomiendan descentralizar las políticas de seguridad

*Aseguran que tratando el asunto en los municipios daría excelentes resultados

*En el hogar también es necesario retomar la educación de los hijos atrapados por la tecnología

*Los cutos religiosos cumplen una importante función inculcando el temor a Dios

“Los valores se aprenden en casa,

se fortalecen en la escuela y se

practican en la vida cotidiana”.

 

Autor anónimo

Por RAUL MARCELINO VICTORIA

Preocupado, mi vecino Vicente con un periódico amarillista en las manos, de esos que publican solo nota roja, me preguntaba cómo podrían acabar la inseguridad, los asesinatos, robos, secuestros, trasiego de droga. “Acabo de ver que en Acapulco mataron a 10 personas en un solo día”, añadió, a lo que contesté que la ruptura del tejido social tiene muchas aristas.

Es que hasta los años sesenta, cuando había menos violencia, en los libros de texto los gobiernos en turno hacían énfasis en el tema del civismo, recuerdo al respecto a dos personajes: Luis y Tacho, el primero era un niño siempre limpio en su persona; educado con buenas costumbres familiares y sociales. El segundo era lo contrario, sucio, despeinado, desalineado en su forma de vestir.

Hoy todo es distinto. Las enseñanzas de moral y ética casi no existen. En la mayoría de los hogares, porque papá y mamá trabajan, ya no conviven con sus hijos quienes para llenar ese hueco de cariño optan por ver televisión, donde grandes consorcios los mediatizan con programaciones de violencia y sexo, los orientan a portarse mal, a comprar armas punzo cortantes o de fuego; a las niñas, adolescentes o jóvenes las orillan a embarazarse a temprana edad.

Aunado a lo anterior, la innovadora tecnología celular y el internet vienen a contribuir a más desorientación, así como a allanar el camino a quienes tienen mentes perversas para maquilar todo tipo de delitos. No se usa la tecnología para el avance perfecto de la humanidad. Al respecto, el marxista- lelinista y lombardista Héctor Ramírez Cuellar, a pregunta de este escriba de si el socialismo y la tecnología compaginaban, contestó: “Si. La tecnología permitirá a la humanidad dedicar tiempo ahorrado, mediante su uso, para dedicarlo al arte y la cultura”. Seguramente esto también funcionaría en el capitalismo.

Cotidianamente vemos que en casa cada integrante de la familia está agachado haciendo uso de su celular, no hay tiempo para platicar, convivir. En las calles, avenidas, en el camión colectivo, en los taxis, en el automóvil, e el metro observamos a la gente inclinada ante ese aparato; tan grave es esta actitud que ha ocasionado severos accidentes, por algo en países europeos las autoridades han colocado semáforos horizontales en los cruces, en las banquetas para que los peatones sepan cuando pasar y cuando no; las lámparas verde, ámbar y roja están fijadas a suelo.

Los cultos religiosos fungen un papel importante en la formación de las personas inculcando el temor Dios; sin embargo, en las últimas fechas han olvidado su papel por fricciones internas, por la ambición al dinero o por establecer nuevas normas para poder llevar a cabo servicios religiosos, por lo que las masas de feligreses o han emigrado hacia otros cultos o definitivamente se olvidan de los mismos, dejando por ende a la deriva a las presentes y futuras generaciones.

Respecto a la alta delincuencia caracterizada por los crímenes, un estudio del grupo Milenio encontró en 2017 que 20.5 de cada 100 delitos se trata de homicidios (mil 562); el 50 por ciento se registraron en el 50 por ciento de los dos mil 446 municipios; diario se reportan 50 casos, lo que obliga a los candidatos a la presidencia de la República a prevér verdaderas medidas que permitan la disminución de todo tipo de delitos, principalmente los homicidios y feminicidios, pues se están convirtiendo en el país un triste bristol, dando mala imagen en el concierto internacional.

En ese sentido, la Fundación para la Paz recomienda a los gobernantes tratar el tema de la inseguridad y la delincuencia de manera descentralizada, en los municipios, no desde el contexto federal. Y la organización “México Sin Homicidios” plantea no encarcelar en masa a las juventudes posibles infractoras, mucho menos hacer declaraciones escandalosas o actuar con ocurrencias políticas.

Sobre el tema que nos ocupa, Juan Pardiñas, director general de IMCO considera que la Procuraduría General de la República (PGR), es el epicentro de los delitos, donde las órdenes de presentación no son atendidas sino administradas, y sugiere reformas al artículo 102 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para darle más fuerza PGR, a la procuración de justicia y, sobre todo, que el Presidente en turno ya no decida quien habrá de ser el Procurador; sino el Congreso de la Unión a propuesta de la sociedad en su conjunto.

Ojalá los políticos acepten reconstruir el tejido social de raíz. Que ya no haya más excesos de las corporaciones policiacas, mucho menos del Ejército o de la Marina. Que a los policías se les capacite para aplicar los protocolos en caso de detenciones; es decir, llevar al supuesto delincuente ante el representante social, Qué pena que casos como el del estudiante de preparatoria de 17 años, Marco Antonio Sánchez Flores evidencien la forma de trabajar de los genízaros.