Mosaico Mexiquense

11/02/2018 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Protegiendo a políticos que tienen enjuiciamientos judiciales, a otros que han hecho un modus vivendi con las candidaturas a cargos de representación popular y quienes hasta como cuota familiar buscarán una postulación para diputaciones federales, locales o alcaldías, gracias a las bendiciones de su partido, como sucede en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que se niega a verse en el espejo de convertirse en automático en el tercer lugar de las contiendas electorales en los últimos cinco años.

Sólo hay que ver los nombramientos de los posibles aspirantes a suceder a los actuales alcaldes, o a diputados federales y locales, los casi precandidatos priistas para las alcaldías, como ejemplo Naucalpan, con David Parra Sánchez, eterno aspirante y perdedor dos veces a ese cargo, y ahora hasta su hermano Gustavo Parra Sánchez, buscará una diputación federal, respecto a su tocayo David Sánchez Isidoro, tiene cuentas pendientes por desacato judicial ante la PGR, y no solamente se burla de la “justicia”, sino que además lo apoya su partido para ir nuevamente por la alcaldía de Coacalco.

Respecto al Partido Acción Nacional, en Huixquilucan, el edil Enrique Vargas, ya se pronunció por reelegirse como alcalde aun cuando no ha cumplido con sus gobernado y en momentos difíciles se ha ido de viaje al extranjero y utilizando las redes sociales, se ha “solidarizado” con las familias afectadas en casos de siniestros naturales, de esta hemos dado a conocer los hechos en su momento en este medio informativo. Bien la ciudadanía decidirá si permanece en el cargo.

Hay muchos políticos que no quieren dejar el ”hueso” ya sea para continuar como presidentes municipales o para las diputaciones federales o locales, sin importar que no hayan cumplido con las promesas de campaña en procesos electorales que se vieron favorecidos con el electorado, pero como todo tiempo pasado no tiene regreso, esos políticos si ven esa posibilidad de seguir viviendo del presupuesto público, al fin y al cabo que los avalan sus dirigencias partidistas marginando con ello la oportunidad de abrir espacios a nuevas generaciones políticas.

Ya que los partidos políticos lo que desean es mantener la prerrogativas económicas que les otorga por Ley el Instituto Nacional Electoral y en el caso estatal el Instituto Electoral del Estado de México, que no es despreciable para este año electoral las cuantiosas sumas que les corresponde a cada uno de los instituto políticos que contenderán por las curules federales, las locales y las presidencias municipales. Mientras que la ciudadanía permanece literalmente a la expectativa que ofrezca cada candidato ya sean por reelección o elección directa.

No hay nada nuevo para las elecciones del mes de julio próximo, los políticos prácticamente son los mismos y muy escazas las nuevas revelaciones por igualdad de género o para la gente joven.