Artículo.-Las nuevas opciones de gobierno están obligadas a trascender con su trabajo

09/07/2018 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Por: Raúl Marcelino Victoria

Con la entrega de constancias de mayoría a fórmulas y planillas ganadoras en la elección local del 1º de julio del año en curso, termina el proceso electoral más reñido de la época contemporánea del Estado de México.

En ese sentido las autoridades electorales mandaron imprimir para la elección de Ayuntamientos 12 millones 251 mil 18, para los 45 distritos locales 12 millones 251 mil 18, dando un gran total de boletas de 24 millones 502 mil 36.

Para los 125 Ayuntamientos contendieron un total de 774 planillas, encabezando las mismas 383 mujeres y en lo referente al sexo masculino se trató de 391. El total de cargos, entre Presidente, Síndicos y Regidores tanto de mayoría relativa como de representación proporcional es de 12 mil 896, de los cuales seis mil 503 son mujeres y seis mil 393 hombres.

A partir del 4 del mismo mes, las autoridades electorales tanto municipales como distritales del IEEM comenzaron con la entrega de las respectivas constancias de mayoría para acreditar el triunfo de los contendientes.

En unos casos los candidatos perdedores aceptaron su derrota, en otros no, por lo que amenazan con recurrir a la judicialización de los resultados, en otros casos probablemente se vaya a optar por elecciones extraordinarias por estar cerrados los resultados.

Para los seres humanos con ambiciones desmedidas no es fácil asimilar una derrota, menos si se trata del manejo de recursos públicos que sin lugar a dudas generan fuentes de empleos muy bien pagados.

Realmente muy pocos son los proyectos que buscan coadyuvar a elevar la calidad de vida de los mexiquenses, por algo la ciudadanía, de manera sabia tomó una determinación y saliendo a votar en las urnas eligió a quien considera no les va a fallar.

En ese sentido, quienes estaban en el poder lo perdieron por la negligencia mostrada en el transcurso de la administración, en el caso de los Ayuntamientos y los Distritos Locales y Federales. Por eso las nuevas opciones deberán de demostrar su vocación de servicio para ser dignos representantes populares.

La nueva fuerza política en el contexto nacional, municipal y distrital, la Coalición “Juntos Haremos Historia” se enfrentará a muchos obstáculos, el primero al saqueo de las arcas, pues cada vez que concluye un periodo gubernamental la mayoría de los políticos aplica la “Ley de Hidalgo”, por lo que en este sentido se debe tener mucho cuidado: vigilando perfectamente las cifras en las entregas-recepción.

El fenómeno Peje vino a cambiar todo en el país y en el Estado de México, donde la población ya no aguantaba la política económica y social que venía sosteniendo el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Quién iba a soportar tantas cargas impositivas, las alzas de precios a los hidrocarburos, los aumentos al consumo de energía eléctrica; el enriquecimiento ilícito, tanta negligencia para solucionar los problemas más álgidos de la ciudadanía, principalmente de quienes menos tienen; los nexos con mafias organizadas que llegaron a superar a las instituciones al cobrar derechos de piso y realizar como si nada el trasiego de drogas y todo tipo de actos vandálicos que rayan en los secuestros y asesinatos registrados.

Ojalá que con el cambio político registrado a partir del 1º de julio, en la perla mexicana brille la paz, la tranquilidad, la justicia, el empleo, el estudio del alumnado, las oportunidades para todo tipo de profesionales, para los campesinos, los obreros, los comerciantes de pequeña y mediana escala; que ya no haya persecución fiscal que ocasiona pánico y evasión de impuestos. Las nuevas opciones de gobierno están obligadas a trascender con su trabajo.