Lavadero Político

06/08/2018 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Reza un dicho: cuando la memoria comienza a olvidar, recurre a la memoria de papel, esto viene a cuento por lo que vivieron los hoy ex gobernantes y ex alcaldes panistas que asumieron los cargos públicos en el año 2000 al ganar el Partido Acción Nacional (PAN) una mayoría de las Presidencias Municipales en la entidad mexiquense y en otros estados donde también se tuvo el cambio de poderes al perder las elecciones presidenciales el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ante Vicente Fox Quezada y con ello el panorama político que era tricolor, paso a ser blanquiazul.

Pero cuando se pensaba que se darían cambios drásticos dentro de las administraciones públicas locales y de la propia Presidencia de la República Mexicana, la realidad fue otra ya que los candidatos electos del PAN, se vieron en problemas para conformar sus gobiernos con gente capacitada para el desempeño en los puestos claves, como los mandos policiacos municipales, las Secretarias de Gobierno, las haciendas locales, de obras públicas y demás áreas para poder dar respuestas a las demandas de la ciudadanía sobre todo en los servicios públicos municipales, tan indispensables en la vida diaria de la población en general.

Desde luego que, a 18 años de esos cambios en la estructura política administrativa de gobiernos municipales, principalmente se vieron los alcaldes ganadores de ese proceso electoral del año 2000, en serios problemas por carecer de gente capacitada en la administración pública, desde luego que habrá personas con una excelente preparación profesional y académica formada en las administraciones privadas, pero no es lo mismo que pasar a ser un servidor público.

Este punto neurálgico será seguramente donde se presenten las primeras fallas para cumplir con la política del candidato electo a la presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador, que llevó a un triunfo claro e inobjetable para literalmente desaparecer a los partidos políticos que figuraban como los principales para levantarse con el triunfo electoral pero la aplanadora de Morena, arrasó el voto ciudadano.

Aquí viene lo de la Memoria de Papel, donde quizás los nuevos Alcaldes tendrán que acudir a los esténciles de los archivos municipales, para conocer los nombres de gente con experiencia para ocupar los puestos claves en toda administración pública, como los enumerados líneas arriba y seguramente también traerán a personal de formación en la iniciativa privada y aun cuando se propongan todos los candados para combatir la corrupción no se podrán controlar este mal anacrónico en la vida del sector gubernamental municipal, estatal o de nivel federal, pero si esperamos los ciudadanos comunes que se aplique la Ley en ese rubro.

Así es que señores políticos que encabezarán los nuevos gobiernos municipales a partir del próximo día 1° de enero, vayan conformando sus equipos de trabajo con personal honesto, capaz y leal a la voluntad del pueblo que los llevó a esos escaños municipales y cumplan con su encomienda de ser verdaderos servidores públicos y no se caiga en los excesos de intereses particulares y velen por el interés de la ciudadanía mexiquense.