Legisladores de Morena y del PRI expresan opiniones encontradas en materia de educación

13/10/2019 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Toluca / Estado de México

Legisladores manifestaron su inconformidad por los pocos resultados en materia educativa en el segundo año de Alfredo Del Mazo.

Diputados de todas las bancadas, incluidos los legisladores sin partido, cuestionaron al secretario de Educación Alejandro Fernández Campillo en temas de educación inclusiva, políticas para una educación de calidad, educación para un mundo globalizado, acciones contra la deserción; el rezago educativo y avances en la rehabilitación de planteles dañados por los sismos de 2017, entre otros rubros.

Benigno Martínez, presidente de la Comisión Legislativa de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología comentó que el gobierno no cuenta con diagnósticos ni evaluación de sus programas y preguntó qué utilidad se da a la investigación educativa que se lleva a cabo en las instituciones públicas estatales; sobre qué bases se pretende mantener los mismos presupuestos.

Y su compañero Faustino de la Cruz expuso 10 temas en los que, consideró, el secretario reprueba, tales como la falta de transparencia en la Secretaría, derroche de recursos, rehabilitación de centros educativos y conversión de las universidades públicas en refugios de políticos con mala reputación; no garantizar a los mexiquenses de 15 años o más acceso a la educación superior; usar clientelarmente los programas del sector y no combatir la corrupción ni promover la democracia en el sistema. Demandó acciones para eliminar el cobro de cuotas escolares.

Las y los diputados morenistas Berenice Medrano Rosas, Elba Aldana Duarte, Azucena Cisneros Coss y Margarito González Martínez sostuvieron carteles con imágenes de las condiciones en que se encuentran algunos planteles educativos.

A nombre del PRI, el congresista Juan Jaffet Millán expuso que es vital fortalecer la preparación de los jóvenes asegurándoles la oportunidad de ganar en experiencia y habilidades para el trabajo, por lo que inquirió al secretario por las acciones en este sentido para atender la demanda del sector productivo.

La diputada Brenda Escamilla Sámano, del PAN, cuestionó cuáles son los vínculos con instituciones de educación superior a nivel internacional para el desarrollo de la investigación científica y tecnológica y si la Secretaría cuenta con algún programa para detectar y prevenir el abandono escolar, al afirmar que es tarea del Estado garantizar la educación incluyente, equitativa y de calidad, por lo que atender la deserción y el abandono escolar debe ser una tarea prioritaria.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PT Armando Bautista Gómez habló de la necesidad de garantizar educación a las personas con discapacidad con equipos de especialistas en todas las escuelas que garanticen la integración de este sector a la sociedad, así como con la infraestructura que lo permita; por ello, ofreció el acompañamiento de su bancada para trabajar de manera conjunta en la materia y especialmente en el tema de la educación inicial, para que sean escuelas verdaderamente incluyentes.

Con la representación del PRD, Omar Ortega Álvarez preguntó si las escuelas tienen mobiliario suficiente y equipo de cómputo e internet; cómo se han distribuido las donaciones de asociaciones civiles; cuáles son los avances en la rehabilitación de la infraestructura dañada por los sismos; por qué se redujo el número de paquetes de útiles y becas entregadas; si se han implementado acciones para reducir el acoso escolar y el número de denuncias del sector educativo que ha recibido la Comisión de Derechos Humanos.

Julieta Villalpando Riquelme, coordinadora del PES, enfocó su participación en las acciones institucionales para combatir la obesidad en infantes y adolescentes, así como la prevalencia del acoso en las escuelas públicas. También cuestionó por los índices de reprobación en educación básica y deserción y las políticas para reducir ambos problemas.

Del PVEM, la diputada María Luisa Mendoza Mondragón preguntó acerca de los nuevos planteles, universidades y planes de estudio creados este año; las políticas públicas de la Secretaría para ampliar regionalmente la educación superior; los servicios educativos que reciben los jóvenes de zonas distantes y sin recursos para acceder a la educación media superior y superior; el porcentaje de plazas incorporadas en este ciclo escolar y las estrategias para combatir la deserción escolar y la falta de infraestructura.

En el inicio de su comparecencia, Fernández Campillo aseguró que en la entidad se consolida un sistema educativo que asegura la formación integral de los mexiquenses, por lo que “requerimos seguir contando con el valioso apoyo de esta Legislatura para que las políticas públicas que se promuevan eleven la excelencia educativa en todos los rincones de nuestra entidad” y refrendó el compromiso del gobierno del Estado de México de trabajar en coordinación y corresponsabilidad con los poderes Legislativo y Judicial, con el gobierno de México y los municipales para fortalecer al estado en esta materia.

Entre las respuestas que ofreció a los legisladores, reconoció que en educación indígena, que atiende en más de 600 centros a 30 mil estudiantes, “quedamos a deber” y adelantó que se proyecta una segunda unidad de la Universidad Intercultural. Detalló que se realizaron mil 536 nuevos equipamientos en escuelas dotándolas de nuevas y más aulas, así como de equipo administrativo y de cómputo.

En cuanto a la rehabilitación de planteles dañados por los sismos, explicó que de 4 mil 909 afectados se han intervenido 4 mil 664 y quedan pendientes de atender 245.

También precisó que se abrieron cinco nuevos Centros de Atención Múltiple y se remodelaron 30 de 170 en total. Añadió que se crearon 21 nuevos centros de educación inicial y que con las becas, junto con apoyos académicos extras y acciones para devolver a las escuelas su carácter comunitario, se pretende abatir la deserción escolar. En cuanto al rezago educativo que reconoció se presenta en la entidad, señaló que el segundo año de la gestión estatal se registraron 130 mil adultos inscritos en algún nivel escolar.