Editorial.- Ante la Pandemia Mundial, ¿Dónde está la sensibilidad humana?

29/06/2020 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

La pandemia mundial por COVID-19 nos tiene a todos los ciudadanos en jaque económico, político y social: En este sentido, algunos gobiernos han sabido sacar adelante a su pueblo a pesar de las consecuencias de salud del Coronavirus. Aunque los ha habido represores como en Santiago de Chile donde una manifestación que pedía alimentos o apoyo económico fue reprimida por el gobierno.

En nuestra perla mexicana la situación no es distinta, ha habido gobiernos locales que recurren a la violencia para garantizar “la sana distancia” usando la fuerza pública, cuando debieran estar más ocupados en la seguridad alimentaria.

Por actuar de manera incorrecta, autoridades locales han estado descuidando la seguridad pública al concentrar a los elementos policiales en las cabeceras municipales en vez de ordenar el despliegue por las colonias y comunidades más apartadas donde la ley del más fuerte está a la orden del día.

Derivado de lo anterior, consideramos muy necesario adoptar medidas de solidaridad y tolerancia que permita cohabitar-ciudadanía- autoridades en un contexto de armonía, lo que facilitaría salir avante sin que nadie se vea afectado o agredido en su persona-.

No hemos entendido el mensaje divino. Los tiempos se tornan difíciles porque nosotros mismos colocamos obstáculos por nuestra desorganización, por la desarmonización. Si todos vibráramos armónicamente otra situación viviríamos, no habría virus minúsculos que nos tuviera en una pandemia mundial.

Bueno, hasta los políticos de la Nueva Transformación emanados del partido Movimiento Regeneración se han visto tan afectados por el COVID-19; han enloquecido, toda vez que vienen proponiendo en el Congreso de la Unión una investigación masiva de las propiedades y posibilidades económicas de toda la población.

Ello habilitando al personal del Instituto Nacional Electoral como inspectores, dándoles facultades para que entren a las casas a hacer un censo general, inclusive prevén que el personal del INE cheque las cuentas bancarias. Ese tipo de propuestas rayan en la dictadura. ¿No que los morenistas son el verdadero cambio de gobierno?

De prosperar la descabellada idea allanaría el camino a la delincuencia para que disfrazada de empleado de este instituto entre libremente a los hogares a planear robos o definitivamente a despojar la pertenencias de millones de familias que con mucho esfuerzo hicieron un patrimonio.