Editorial.- Preparan normas ambientales más severas

09/06/2019 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Debido a las malas condiciones ambientales que se han registrado en el Valle de México y las alertas mundiales relacionadas con el medio ambiente, los distintos gobiernos del país ya están aplicando medidas al respecto.

Las entidades que conforman la Comisión Ambiental de la Megalópolis buscan disminuir el número de vehículos en circulación, por ello ya se contemplan modificaciones para el otorgamiento de hologramas.

Y es que sólo seis por ciento de los vehículos dejan de circular en días hábiles sin contingencia ambiental, por lo que se preparan medidas más rigurosas para el otorgamiento de los hologramas “0” y “00”, así como una recategorización para los hologramas “1” y “2”.

Las medidas que comenzarán a aplicarse a partir del primero de enero del 2020 contemplan estándares más severos para mitigar los efectos contaminantes de vehículos y de la actividad industrial y comercial que se registra en la región del Valle de México.

“Existe un rezago de 15 años en la normatividad para la introducción de vehículos con mejores tecnologías, por lo que se publicará la NOM-163-SEMARNAT y se actualizará la NOM-042-SEMARNAT-2003 para una mayor eficiencia en vehículos nuevos y contar con límites de emisiones más estrictos”, informó la dependencia.

Estas normas serán revisadas para aumentar su eficiencia, por lo que el holograma “00” se entregará exclusivamente a vehículos nuevos que tengan una eficiencia mayor a 15 kilómetros por litro, mientras que el holograma “0” se entregará a los vehículos que cumplan con la normativa de la NOM-042-SEMARNAT-2003 y que acrediten la prueba de SDB y de emisiones contaminantes.

El holograma “1” será otorgado a vehículos que cuenten con convertidor catalítico de 3 vías y que acrediten la prueba mínima de emisiones contaminantes. En el caso del holograma “2” será entregado a vehículos sin convertidor catalítico pero que cumpla con la prueba de emisiones contaminantes.

Como incentivo para evitar el uso del automóvil se establecerán beneficios para quien acredite el “uso compartido del vehículo”, sin embargo hasta ahora no se han establecido parámetros para esta medida.

En el caso del transporte público se buscará fortalecer los medios de transporte masivos, por lo que se buscará el retiro de transporte de media y baja capacidad, como combis, taxis y microbuses que operan en esta región.

Asimismo, se tendrá una mayor severidad para el retiro de vehículos diesel ostensiblemente contaminantes, por lo que se harán modificaciones a las NOM que incluyan el transporte de carga, personal y mercancías.

Ojalá la ciudadanía entienda que estas normas, que se tienen que aplicar ante una falta de conciencia, pues nos somos capaces de dejar de usar el automóvil por voluntad propia y, además de todo, quienes pueden hacerlo compran dos o tres autos.

Y ojalá los gobiernos sean igual de severos con las empresas, con los transportistas y con todo lo que provoca los elevados índices de contaminación.