Muere la “Ley OHL” impulsada por el ex gobernador Eruviel Ávila

29/04/2019 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas
  • Los diputados aprobaron la reforma que obliga a las concesionarias a regresar vías y carreteras una vez que recuperen su inversión

Toluca / Estado de México

El diputado Faustino de la Cruz indicó que desde el gobierno de Arturo Montiel se benefició a la empresa española.

Con la Reforma al Código Administrativo del Estado de México se echó abajo la llamada “Ley OHL”, por lo que las concesionarias de vías y carreteras mexiquenses, una vez que recuperen su inversión, deberán regresarlas al gobierno.

Los diputados locales aprobaron en comisiones dicha reforma para poner fin la iniciativa presentada por Eruviel Ávila Villegas, aprobada por el PRI en la 58 Legislatura en 2015, que autorizaba la ampliación de las concesiones, aun cuando las empresas recuperaran sus inversiones.

Antes de la reforma del 2015 el Código señalaba que el plazo de la concesión de una autopista debía reducirse cuando se acreditara que el concesionario había recuperado la inversión y el Estado debía hacerse cargo de la operación, administración, supervisión y mantenimiento de la vía de comunicación.

Sin embargo, el ex gobernador Eruviel Ávila argumentó que se debía modificar la norma porque de lo contrario el Estado tendría que hacerse cargo de la vía y eso les implicaría una carga financiera inmediata porque debían destinar recursos humanos, materiales y financieros.

Al respecto, el diputado de Morena, Faustino de la Cruz, autor de la nueva reforma, aseguró que los argumentos del ex gobernador eran una falsedad, pues de acuerdo con sus cálculos hasta 2017 la empresa OHL invirtió 5 mil 600 millones y tuvo ganancias por 22 mil millones de pesos.

“Podríamos decir que tres veces ha recuperado la inversión y queremos que se aclare por qué OHL ha sido como la caja chica del gobierno”, señaló en su propuesta.

La reforma a la fracción IV del artículo 17.43 del Código Administrativo del Estado de México permitió que aun cuando cuando el concesionario recuperara su inversión y la tasa de retorno correspondiente, la Secretaría podía determinar que continuara con la titularidad de la concesión hasta el plazo convenido en el título, siempre y cuando se acorada una nueva contraprestación para el Estado.

Esa reforma, dijo Faustino de la Cruz, tenía como destinatario a OHL, una empresa que ya quebró en España y ha sido beneficiada en el Estado de México desde el gobierno de Arturo Montiel.