Editorial

28/03/2012 Creado por soporteGoblin

Los niños y niñas no pidieron venir al mundo

Traer al mundo niños de manera responsable no siempre es fácil, son muy pocas las parejas que planifican bien su situación familiar para evitar problemas de subsistencia y tener la posibilidad de brindarles a sus hijos excelentes niveles de vida, círculos virtuosos que son contados y hasta cierto punto, envidiados.

Con la falta de orientación de parte de los pater familias a través de los años el abandono de las niñas y niños se ha dado, redundando este problema en generaciones frustradas, con baja auto estima. Así se expresa la pobreza.

En las últimas fechas el problema se ha agravado debido a la dinámica económica, política, social y tecnológica, además por la falta de políticas públicas de control natal y los bombardeos de programas televisivos orientados hacia la sexualidad precoz, la violencia y el consumo de drogas y alcohol.

Derivado de lo anterior, en las noticias no es extraño conocer casos de niñas o adolescentes embarazadas, el problema es cómo habrán de sacar adelante a los vástagos, cuando no hay una preparación de por medio. El único camino, al parecer, es dar al hijo en adopción.

A la niñez se le debe atender lo mejor posible, haciendo a un lado las dificultades personales de los adultos, después de todo, no pidieron venir al mundo. Un hijo o hija debe ser producto del amor, no de la casualidad o de la irresponsabilidad. Mientras no se analice en toda su dimensión esto, aun haya miles de declaraciones de la niñez, poco se hará a favor de este sector de la sociedad.