Editorial

28/03/2012 Creado por soporteGoblin

Hasta que se Aplicó la Ley a Autoridades Municipales

Mucho se ha hablado, criticado que en nuestro querido país no se respetan las leyes; que solo sirven para ser violadas, pasadas por el arco del triunfo, lo que origina impunidad, tráfico de influencias, despotismo y egoísmo en aras de avasallar al débil, a la clase trabajadora, a los empleados a pesar de tener preparación, de ser profesionistas.

Y se ha reconocido que en otras naciones, como en los Estados Unidos de Norteamérica, las leyes son respetadas tanto por ciudadanos como por políticos, funcionarios o por institutos de interés público garantizando así el estado de derecho, resaltándolos en el concierto internacional.

Empero, cuando hay disposición para aplicar la ley, se da una clara muestra de que en el territorio nacional si se puede hacer respetar al marco jurídico, caso concreto es el de Coacalco, donde no se respetaron los derechos de un empleado, orillándolo a acudir a las instancias legales, hasta llegar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El dictamen del pleno de la SCJN de destituir a todos los ediles, incluido el presidente municipal, para además sean consignados por un juez de la causa, llamó la atención de los habitantes mexiquenses y tomó de sorpresa a las “autoridades municipales” coacalquenses.

Ni siquiera se pudieron salvar las anteriores autoridades, pues pesa sobre ellos el mismo delito que tendrán que responder ante un juez de la causa, que seguramente los habrá de consignar y, en su momento, sentenciar para que se pasen una temporada en la sombra de algún Centro de Readaptación Social.

Sirva este ejemplo para que de una vez por toda se acabe la desobediencia a las leyes, la impunidad, el abuso del poder y el avasallamiento de las personas sea de la condición económica o social que sea. ¡En hora buena!