Editorial

28/03/2012 Creado por soporteGoblin

Eruviel Ávila, en la mira de la ASF

Al ex gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, le ha valido que su partido lo tenga olvidado y más aún la sociedad, pues el mandatario mexiquense tiene cola que le pisen de acuerdo a las investigaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

De acuerdo con ocho auditorías hechas a fondos y transferencias federales para apoyos en educación, infraestructura y desarrollo, el Estado de México causó un daño al erario federal por mil 551 millones 456 mil 316 pesos sólo en 2016.

Ese monto se compone por salarios excedentes a trabajadores dados de baja o no localizados, de rendimientos y subejercicios no reintegrados a la Tesorería de la Federación, transferencias que no hizo la Secretaría de Finanzas estatal o que hizo a cuentas equivocadas, en “uniformes para eventos de orden social” y en “programas sociales” que el dinero en cuestión no contemplaba.

La ASF encontró fallas en el uso del dinero destinado a desarrollo regional, educación, infraestructura social y de seguridad pública. De las observaciones hechas, hay dinero que, se espera, sea reintegrado al erario o que se compruebe dónde está y qué se hizo con él.

Cabe mencionar que la Auditoría revisó los recursos del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), que es dinero federal. Se auditó el 92.1 por ciento del total de recursos, es decir, 32 mil 518 millones 887 mil pesos.

Se analizó el control interno del Fondo que ha hecho la Secretaría de Finanzas estatal y la Secretaría de Educación Pública (SEP), para el pago de servicios personales de la nómina educativa. El presupuesto total es de 35 mil 290 millones 827 mil pesos.

En este rubro se encontró que Servicios Educativos Integrados al Estado de México (SEIEM), quien es el ente ejecutor del gasto, ejerció recursos por 3 mil 041 millones de pesos, quedando pendientes por ejercer 344 millones 360 mil pesos.

El gobierno del Estado de México sólo pudo comprobar el uso de 169 millones 528 mil pesos, por lo que se presume un daño al erario federal por 174 millones 831 mil 813 pesos “por falta de aplicación”.

Hubo también una falla con una transferencia que la Secretaría de Finanzas no hizo al SEIEM: no depositó los rendimientos financieros generados en la cuenta bancaria del FONE 2016, por 651 mil pesos y tampoco acreditó su aplicación.

Al 31 de mayo de 2017, las cuentas bancarias del SEIEM generaron un rendimiento por 20 millones 017 mil pesos, pero no hay muestra ni pruebas de que se hayan aplicado de acuerdo a los fines y objetivos del fondo, por lo que, de no comprobar el uso, deberían ser reintegrados.

En cuanto a las Participaciones federales a Entidades Federativas, al Estado de México le fueron asignados 88 mil 553 millones 802 mil pesos.

En Servicios Personales, realizó 2 mil 600 pagos con estos recursos por 26 millones 107 mil pesos a 334 trabajadores con cargos no registrados en el Catalogo de Categorías y Puestos„ 10 mil 701 pagos que excedieron el sueldo tabular de 10 mil 492 trabajadores. Ahí se fueron 45 millones 505 mil 958 y otros 10 mil 587 pagos con el dinero de las federaciones por 124 millones 739 mil pesos a mil 579 trabajadores que ya estaban registrados con baja.

Y existen más montos que no se han comprobado y de no ser así, tendrán que regresar esos recursos y, por supuesto, Eruviel Ávila y su equipo de trabajo deberán dar las explicaciones correspondientes.