Editorial

28/03/2012 Creado por soporteGoblin

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha estado en el “ojo del huracán”

Derivado de los “apagones” que se suscitaron en el norte del país producidos por falta de gas natural, a decir del Centro Nacional de Control de Energía, por lo que derivado del mal clima que se registra en Estados Unidos y afecta a México piden a la población reducir el consumo de energía eléctrica ante la situación de emergencia.

Y aunque el mismo López Obrador descarta un “boicot” en el apagón del norte del país, hay que asumir que este Centro advirtió desde el pasado viernes 12 de febrero que se presentó un desbalance entre la carga y la generación en el norte y noreste del país, derivado de un alto flujo de energía eléctrica entre las regiones del sur y norte del país, ocasionado por las salidas de centrales eléctricas de generación por la falta de gas natural y la pérdida de algunos elementos de la Red Nacional de Transmisión.

Entonces, estamos en el entendido que el gobierno federal estaba enterado de lo que podía pasar y no tomó las previsiones necesarias para evitar la falta de energía, desde el 13 de febrero se había dado a conocer un estado operativo de alerta en las centrales eléctricas ante la entrada del frente frío, en sí, la tormenta por vórtice polar que afecta a Estados Unidos provocó los cortes en el suministro de gas natural y la volatilidad en el precio del combustible.

Sucedió que las autoridades de Estados Unidos –Texas- hayan priorizado el consumo de gas natural para los hospitales, casas y zonas de consumo estratégico por lo que la CFE dijo “Ante el recrudecimiento de las temperaturas extremas en los Estados Unidos y particularmente en Texas donde una parte de la población no cuenta con electricidad, comenzaron los cortes significativos de suministro de gas por congelamiento de ductos, en la zona norte del país que afectaría centrales de generación con gas en Sinaloa, Sonora, Durango, Chihuahua, Saltillo y Nuevo León”.

Posteriormente el gobierno federal dio a conocer que habría cortes de luz en los estados del país, situación que ha afectado a empresas, industrias, hogares, quienes por horas han estado en las tinieblas, mientras el mandatario da a conocer las pérdidas de la CFE, no ha sido capaz de dar a conocer las deficiencias y por qué no hubo previsión para evitar estos apagones y perdidas económicas.

Ahora ¿quién tendrá la culpa?, el PRI, el PAN, el PRD, o quiénes señor presidente, la culpa sin duda es la falta de capacidad para gobernar.