Editorial.- Le salen los “trapitos” a Eruviel Ávila

08/10/2017 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

A Eruviel Ávila Villegas podría irse de sus manos sus aspiraciones a la candidatura del PRI a la Presidencia de la República y es que al ex mandatario mexiquense, quien se encuentra ausente desde que dejó su cargo, le están sacando varios trapitos al sol, además de que se dice que en Los Pinos no están muy contentos con él, luego de que no brindó su apoyo a la nueva administración de Alfredo del Mazo, tras el pasado sismo.

Pero no sólo eso, distintos medios de comunicación ya están publicando información sobre su sexenio que en nada le favorecen al oriundo de Ecatepec.

Recientemente se dio a conocer que en el mandato de Eruviel Ávila la deuda pública del sector central creció 15 por ciento, mientras de 2015 a 2016 se elevó en 3 por ciento.

Esta información la dio a conocer el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM), quien también informó que Ávila Villegas recibió la administración estatal con un deuda pública del sector central por 28 mil 271 millones de pesos y cerró 2016 con 36 mil 179 millones, sin incluir el endeudamiento de los organismos auxiliares que no se precisa ni transparenta en el informe.

Tan sólo en un año, el 2016, la deuda pública del sector central creció 3 por ciento, al pasar de 35 mil 125 millones a 36 mil 179 millones 393 mil 900 pesos.

Además, de acuerdo a la Ley de Ingresos 2016, el gobierno de Ávila Villegas podía contratar financiamientos hasta por 8 mil 860 millones 661 mil 300 pesos, pero en su último informe de gobierno refiere la contratación de 15 mil 996 millones 629 mil 600 pesos ese año, casi el doble de lo autorizado.

De estos, 9 mil 725 millones 587 mil 500 pesos corresponden a los organismos auxiliares, a pesar de que el artículo tercero de la Ley de Ingresos los facultó para contratar apenas tres mil millones de pesos, por lo que se habrían excedido en más de dos veces lo autorizado.

En contraste, el reporte del OSFEM afirma que “durante 2016 el Gobierno del Estado de México no otorgó avales para contrataciones de deuda pública por parte de los organismos auxiliares”.

Pero el ex gobernador del Estado de México no sólo ha tenido señalamientos por esto, también por los 12 notarios que nombró en sus últimos días de administración.

Oscar Valdés, abogado de 36 aspirantes a notarios, dijo que los 12 notarios nombrados por el ex mandatario no cumplen con los requisitos que marca la Ley Notarial.

Informó que ya fue promovido un amparo, pues los notarios fueron nombrados de manera irregular.

Y agregó que la intensión es que “caiga el nombramiento”, y mientras eso sucede, 10 notarios no han podido tomar protesta, sólo dos que ya estaban activos: Erasto Martínez, ex secretario de Finanzas, y Alfredo Jaramillo Manzur, hijo del actual al secretario de gobierno José Manzur Quiroga.

“No habría una demanda si el ex gobernador hubiera hecho lo que marca la ley; si bien su facultad es discrecional, es necesario que a quienes elija, lo hagan conforme a la ley y los requisitos que establece la ley notarial”.