Artículo.- La Osfem, tras los municipios

08/10/2017 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Órgano Superior de Fiscalización del estado de México (Osfem) recomendó al municipio de Ecatepec implementar estrategias de recaudación para generar una tendencia positiva en los ingresos propios, así como establecer políticas de austeridad y contención del gasto operativo para administrar su hacienda pública con eficiencia, eficacia y honradez.

Y es que la administración de Indalecio Ríos en Ecatepec, durante su primer año de gobierno, aumentó el monto de la deuda pública en un 40 por ciento, al pasar de mil 139 millones 116 pesos en 2015, a mil 595 millones.

Es así que están violando el Código Financiero al superar el porcentaje de endeudamiento permitido, además, de acuerdo con el informe de fiscalización de la cuenta pública, los pasivos del Ayuntamiento representan el 68.6 por ciento de sus ingresos ordinarios, que en 2016 ascendieron a 2 mil 325 millones 888 mil pesos, el monto más bajo de los últimos cinco años; por lo cual le recomiendan austeridad.

Los auditores del Osfem indicaron que los ingresos propios recaudados en el ejercicio 2016 representan el 34.2 por ciento de los gastos ejercidos en servicios personales, por lo que la entidad carece de autonomía financiera para asumir el gasto de este capítulo y de cada peso que el municipio gastó 0.3 pesos se usaron para pagar sueldos, salarios, compensaciones, aguinaldos y otros rubros de servicios personales.

“El comportamiento de los ingresos propios no es sustentable, debido a una tendencia negativa del 12.4 por ciento con respecto al ejercicio anterior; por otra parte se puede apreciar que con los ingresos propios del ejercicio 2016 solo cubriría el 15.3 por ciento del gasto operativo, por lo que el Municipio no garantiza el funcionamiento de los servicios municipales y el mantenimiento de la infraestructura pública local”, especifican.

El Osfem, en su trabajo de fiscalización correspondiente a 2016, también evidencia que los municipios mexiquenses volvieron a desviar fondos federales y recibieron más de 7 mil observaciones por mil 300 millones de pesos que deben solventar y, en el caso de los recursos federales, regresar el dinero de sus ingresos o ser sancionados.

Las observaciones realizadas, en su mayoría corresponden a obras con precios diferentes a los originalmente cotizados, variación de volúmenes, adquisiciones de materiales y bienes, de maquinaria o equipo de transporte que no tienen evidencia de que se entregó al área correspondiente, consumos de gasolina no justificados por los protocolos de control de vehículos y desvíos de fondos federales.

El auditor superior del Estado de México, Fernando Baz, advirtió que el monto de observaciones en el informe de fiscalización de la cuenta pública del 2016 es superior al del año anterior.

También explicó que cerca de la mitad cumplió con la aplicación de la Ley General de Contabilidad Gubernamental de presentar públicamente a través de sus páginas los estados financieros, pero quienes no lo hicieron y ocultaron información con dolo o incurrieron en desvíos, podrían ser sancionados con mil salarios mínimos y hasta con 7 años de prisión.