Lavadero Político

09/07/2018 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Se desmoronan organizaciones y grupos políticos que se enquistaron por décadas en los gobiernos de control del PRI, que además muchas de las veces al no haber tenido el apoyo de su instituto político, se postularon por la oposición como lo hizo el dirigente político de Tecámac, Aarón Urbina Bedolla, quien fue tres veces Presidente Municipal por esa localidad, además tres veces Diputado Local y diversos cargos dentro del Revolucionario Institucional, también Coordinador Parlamentario y Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Estatal; todo un personaje que hizo y deshizo en su demarcación lo que quiso como cacique político.

Este es solo un ejemplo de los graves descalabros que sufrieron los priistas y su partido, quienes pusieron oídos sordos a denuncias conocidas por ese tipo de políticos que medraron con las necesidades del pueblo y que podrán pasar muchos años para que recuperen la fuerza que por generaciones ostentaron dentro del poder estatal y municipal y que podría ser hasta la desaparición del partido tricolor.

Aunado a ese desastre que vivió el PRI en las pasadas elecciones del 1 de julio, han surgido serios conflictos en diversos municipios, donde ha sucedido desde enfrentamientos, agresiones, así como quemas de boletas, documentos apócrifos de los mismos, marchas, plantones y tomas de palacios municipales, ataques a oficinas del IEEM municipales, entre otras alteraciones del orden público.

Las disputas en localidades como Naucalpan, Jilotepec, Villa del Carbón, Valle de Bravo, por nombrar algunos, se han confrontado los simpatizantes de partidos y candidatos que se dicen ganadores en dichos procesos electorales, pero donde aún no se han dado a conocer los resultados oficiales.

Ante ese panorama, el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) dio a conocer que se aprobó el recuento de tres mil 474 paquetes de la elección municipal y dos mil 448 de la distrital, en algunos municipios se impidió el acceso a las oficinas de la Junta Municipal, como en Naucalpan.

 

En Valle de Bravo se acabó la división de partidos y los ciudadanos buscan que se reconozca el triunfo del candidato Héctor Soto Cruz, del partido político local Vía Radical, quien obtuvo siete mil 968 votos o de Michelle Núñez Ponce, candidata de la coalición “Juntos Haremos Historia”, a quien el PREP le reconoce ocho mil 684 votos y son apoyados en la protesta por Nueva Alianza, que abanderó a Noé Rebollar Rocha. Sin embargo, Mauricio Osorio Domínguez, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) obtuvo el voto de nueve mil 486 electores.