LAVADERO POLÍTICO

21/10/2018 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Serios problemas afronta el sector salud del Estado de México, por causa de malos manejos administrativos y un adeudo millonario que dejo la pasada administración del ex-gobernador Eruviel Ávila Villegas, lo que ocasiona la existencia de una deficiente asistencia social a la plantilla de derechohabientes y a población abierta a los servicios de salud que proporciona el Instituto de Salud del Estado de México.

Los resultados que revelo la última revisión a la pasada administración en el sector salud estatal se destaca el aumento irracional en la plantilla de trabajadores, que en los últimos cinco años de 30 mil pasó a 52 mil trabajadores, con un alto número de puestos administrativos, creando con ello graves problemas para pagar las nomina laboral actual.

Por lo que la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en México, coloca al país con más carga a nivel administrativo en el sector salud.

El Secretario de Salud, Gabriel O’shea Cuevas, reconoció que el nivel de deuda que recibieron de la pasada administración, que dirigió el ex-gobernador Eruviel Ávila Villegas, es millonario por lo que deberán consolidar convenios de pagos de hasta tres años con sus acreedores para poder sanearla. Luego de la manifestación que encabezaron este inicio de semana trabajadores del sector salud por la falta de insumos, medicamentos, personal e impagos en el ISSSTE, FOVISSSTE, cesantía y vejez, el funcionario respaldó el derecho a la libre manifestación de los trabajadores.

Además un reporte del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas detalló cuáles son los estados del país que no han utilizado los subsidios recibidos para programas de salud, educación y desarrollo social, a tres meses de terminar el año.

Entre las entidades federativas se encuentra el Estado de México, las cuales han recibido subsidios para 71 programas de salud, educación, desarrollo social, finanzas, entre otros, pero a tres meses de terminar el año, 20 de ellos no han ocupado el presupuesto que tenían asignado y que suma 4 mil 290 millones de pesos.

Se trata de planes presupuestarios dedicados a jóvenes, mujeres y sectores sociales como la salud o educación, como el programa de búsqueda de desaparecidos, expansión de la educación media y superior, el programa de la Reforma Educativa y hasta el seguro médico Siglo XXI y calidad en la atención médica.

Estos datos son parte del estudio “Los subsidios para entidades federativas en el 2018”, publicado este miércoles 10 de octubre por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

En el presupuesto de egresos de 2018, los subsidios tuvieron un presupuesto de 535 mil 799 millones de pesos, lo que representa 14% del gasto programable, y tiene una “relevancia significativa por los efectos que puede tener en la sociedad y en los objetivos de las políticas públicas encaminadas a los sectores de la población que necesitan apoyo”, refiere el estudio.

De ese presupuesto total, se destinaron 186 mil 908 millones de pesos para la partida “subsidios a entidades federativas y municipios”, a través de 71 programas presupuestarios. La distribución de los recursos estuvo concentrada en los ramos 11, de Educación pública, y 23, de Provisiones salariales y económicas, que suman 54 mil 644 millones de pesos.