Mosaico mexiquense

18/12/2018 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

En verdad se piensa acabar con la corrupción dentro de las corporaciones policiacas y de seguridad pública y tránsito, cuando en casi todo el territorio mexiquense, los gobiernos municipales que están a punto de dejar los cargos, dieron manos libres a esos cuerpos de seguridad donde los elementos se mantiene a la cacería de automotores que sin causa alguna son detenidos para una supuesta revisión de documentos, matrículas y números de serie de motores y carrocerías en cualquier vialidad de la zona conurbada se ejercen operativos con ambas corporaciones.

Lo que realmente ocasionaron los alcaldes fue abrir “la caja de pandora”, para que los elementos de seguridad municipal y tránsito, realicen su “agosto”, ya que bajo supuestos faltas administrativas o por presuntas irregularidades en las unidades motorizadas, los amenazan con llevarlos a los corralones, donde también los cobros por arrastre y resguardo de vehículos, son estratosféricos, rebasando cifras por arriba de los 1,500 pesos a los tres mil 500, según el tamaño del automotor o la supuesta infracción.

Pero también los arreglos para dejar circular a los operadores con sus automotores, rebasan una cuota de más de mil pesos, esto se vive en los municipios de Atizapán de Zaragoza, Tlalnepantla, Naucalpan, Tultitlán, Coacalco, Huixquilucan, y no podía faltar Ecatepec, donde el índice de inseguridad es alarmante; pero para extorsionar a los automovilistas, si existe esa vigilancia permanente, y “la delincuencia bien gracias!

Porque las autoridades no revisan primero a sus cuerpos de “inseguridad” perdón, de seguridad y después inician sus operativos para multar a vehículos que no han contaminado seguirán en ocho municipios del valle de Toluca y en otros 18 del Valle de México, aunque la Secretaría del Medio Ambiente analiza si solo se impone la multa y ya no se envían los autos a los corralones para no dañar la economía de la ciudadanía.

En entrevista el secretario del Medio Ambiente, Jorge Rescala recordó que desde 1993 verificar es una obligación y el objetivo de la campaña que abarca vehículos particulares y de transporte público es combatir la contaminación, no molestar a la ciudadanía y reiteró que van más de 800 unidades infraccionadas.

“No es que se haya tomado la decisión, es una práctica que tenemos que hacer para recordar que hay que cumplir con la obligación, no se trata de incomodar a las personas; se trata de que como ciudadanos asumamos nuestra responsabilidad. Nos quejamos de la contaminación diaria que puede haber en Toluca; hagamos lo que nos toca a nosotros, hagamos verificaciones vehiculares, ¿por qué no hacerlo?

“Siempre hay un reclamo de que hay contaminación en Toluca, ¿qué es lo que están haciendo?, una de las principales actividades que tenemos que hacer es verificar los vehículos para contaminar menos y no nada más fue para vehículos particulares, estamos también en los vehículos de transporte público, no recuerdo la cantidad, pero fueron más (los multados) que vehículos particulares”.

Rescala Pérez sostuvo que los operativos están en el valle de Toluca, pero también en el valle de México, pues por ley es obligatorio verificar en todo el estado y no quieren llegar al punto de implementar el Hoy no Circula.