EDITORIAL .- Ni con los distractores del coronavirus, la sociedad confía en el gobierno

10/03/2020 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Nuestro país se encuentra en varios dilemas, en estos días lo que más ha preocupado fue conocer que también había llegado a México el virus del Coronavirus, ahora el brote de Sarampión, tema que con el paso de los días ha ido bajando de tono a nivel gubernamental.

Pero al respecto, se tomaron “precauciones”, lo que no se ha podido entender por parte de la sociedad es cómo para este virus si se puedan disponer de recursos para estar prevenidos y para los enfermos de cáncer que han hecho plantones y acudido a Palacio Nacional no existen recursos.

Unos a otros se echan la pelotita, incluso hay Directores de Hospitales Generales que ya fueron dados de baja por decir del gobierno estar en contubernio con los distribuidores de medicamentos, “corridos” de sus cargos ya que se necesitaba tener culpables y fue una manera rápida de dar con los responsables.

Pero días después, el problema sigue, las disculpas del gobierno ya no convencen, y los medicamentos simplemente no llegan a quienes de verdad lo necesita.

Nos han tenido tan entretenidos con los temas de virus y medicamentos, que pocos son los que se han dado cuenta de la realidad que vive el país y sin ser economistas, y tener en sus manos el “pandero” de dirigir al país.

Las amas de casa dan cuenta del alza en los precios, la canasta básica, aseguran ya se elevó en un 100 por ciento y expresan que el gobierno ha entretenido al pueblo para que no nos demos cuenta de la devaluación del peso que está latente y que al menos ellas en sus bolsillos la padecen diariamente.

Si el gobierno federal tuviera un poco de “sabiduría política”, sabría que sólo no podrá sacar adelante al país, necesita unirse a los diferentes partidos políticos tanto en el Congreso como el Senado para actuar en consecuencia y que el país no vuelva a padecer como aquello de los “errores del 94”.

Pero si el mandatario federal continúa con el mismo sistema, con las mismas formas, poco avanzará y por el contrario ni con los distractores de nuevos virus podrá disculparse, ya no es época de campañas en donde prometió, es tiempo de gobierno y de dar resultados.