Artículo.- Las mentiras y desinformación un grave problema de López Obrador

31/08/2020 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Una frase típica del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador es “No Mentir, No Robar y No Traicionar”, según él una convicción clara que lo identifica e incluso es un ejemplo a seguir, cosa que se viene abajo ya que la Consultoría Integralia quien se dedica a los estudios de opinión difiere “el 31 por ciento de lo que dice el presidente en su conferencia de prensa diaria no corresponde con la realidad”. Implica que miente, no está bien informado, dice ocurrencias, al no saber del tema y demás. (Datos del Infobae, 8 de marzo de 2020).

Debemos tener claro que López Obrador, desde el poder trata de imponer la visión de la realidad destacando temas para desviar la atención sobre los problemas que afectan al pueblo, hacen falta “los otros datos”, los que él dice son la verdad, las versiones de la historia a conveniencia, sobre todo las confrontaciones verbales con los adversarios y el combate en contra de quienes no opinan como él quiere.

Para muchos ciudadanos, políticos y sociedad, las mañaneras de prensa del presidente López Obrador son una “fábrica” de noticias porque las construye el discurso presidencial y, recordemos que es cierto que el que mucho habla mucho se equivoca.

También ha expresado que no le gusta hacer comparaciones, pero se disculpa y las realiza, hace unas semanas indicó que “la pandemia de COVID-19 «estuvo mal manejada» en España y que la estrategia de su gobierno para superar la crisis sanitaria y económica servirá de «ejemplo» para otros países. (Dato de Noticieros Televisa, 18 de agosto de 2020).

Pero la respuesta del gobierno español fue inmediata. La ministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya declaró: “Este tipo de comparativas, yo creo que no ayudan, no creo que les resulten muy útiles a los ciudadanos mexicanos, como si yo hiciera el comentario opuesto”. (Dato de EFE, 18 de agosto de 2020).

Es así que al darse cuenta de los errores que comete arremete contra quien se le atraviese y quien opine públicamente de él está equivocado, pero ya apareció como mentiroso o mal informado.

El tema de Lozoya y Odebrecht ya está cansando a la sociedad, sobre todo cuando habla de cero corrupción, pero hicieron desde el gobierno federal un circo y teatro, todo un show para que Lozoya no pisara la cárcel, o sea, ahora resulta ser un testigo protegido.

Lo que más llama la atención es que sobre el tema de Odebrecht el Presidente está desinformado, lo mismo sobre la empresa Altos Hornos de México, porque por un lado señala y después salen a desmentirlo.

Tampoco permite ser cuestionado y provoca confrontaciones como lo ha sido con el Periódico Reforma quien le critica su postura y ahí es cuando damos cuenta de sus mentiras, pero mientras siga con esa postura nada se puede hacer, lo mejor sería ya no escucharlo.

Hay que recordarle a López Obrador que tiene un grave problema, las mentiras y la desinformación.