Contraria postura de la población a lo informado por Raciel Pérez en Tlalnepantla

09/12/2020 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

No escucha a la ciudadanía, no acepta críticas, menos de los medios de comunicación.

Tlalnepantla / Estado de México

Desaprueban habitantes de Tlalnepantla el informe rendido por el alcalde Raciel Pérez.

Al rendir su Segundo Informe de Gobierno, el presidente municipal Raciel Pérez Cruz dio a conocer las acciones implementadas para transformar a Tlalnepantla en una ciudad segura, sustentable e incluyente, con una administración transparente que combate la corrupción, la violencia de género, apoya la cultura y la educación, además de las medidas que se realizan para enfrentar la pandemia de COVID-19.

Solo que en esta ocasión, las voces ciudadanas opinan lo contrario, dicen que el alcalde habla de haber gobernado en forma democrática cuando calla las voces de los y las regidores en las sesiones de Cabildo y no las deja opinar, si ellas o ellos no piensan como él, sobre la austeridad de su gobierno asegura la población que no puede decir eso cuando tiene sueldos altos tanto él como sus integrantes del Cabildo.

Además de que aseguran los tlalnepantlenses que no escucha a la ciudadanía y por el contrario cuando llega a alguna comunidad y alguien pretende hablar con él, los calla, los humilla y los manda sacar de los eventos, sobre todo si son personas mayores.

No acepta las críticas, menos de los medios de comunicación, ya que cuando se publica una nota en contra del mal actuar del gobierno, de su actitud prepotente y arbitraria sale el otro yo de su interior, habla dicen de que quiere transformar a Tlalnepantla, solo que el tiempo ya le está cobrando factura, ya lleva dos años y el que viene seguramente será complicado por ser un año político, cuando de todos es conocido que pretende reelegirse.

Se queja de los vicios de los gobernantes anteriores, cuando en su administración existe la corrupción, la prepotencia y mal actuar desde los funcionarios menores, los directores, ya que él mismo pone el ejemplo y aunque asegure que su gobierno no es rehén de ningún grupo de interés que pretenda ponerse por encima del interés general, falta menos para conocer como han trabajo al interior de la administración, seguramente quien le preceda como Alcalde diga lo que ahora manifiesta.

Y aunque asegure que trabaja diariamente para preservar el principio de legalidad y regresar a la ciudadanía los espacios públicos, damos cuenta por voz de la ciudadanía que las cosas no son así, un ejemplo dicen está en el Fraccionamiento La Romana, en donde los transportistas de la Ruta 26 han tomado espacios de áreas verdes para tener un lugar propio, y se preguntan, ¿Con el consentimiento de quién?, porque al menos los vecinos de ese lugar diariamente se quejan de ocupar un espacio que no les pertenece pero no conocen respuesta del gobierno y cómo éste, muchos más en todo el municipio.

Y sobre el actuar por la Pandemia del COVID-19, los tlalnepantlenses han hecho caso omiso ante la petición del gobierno, de nada le sirvió al Presidente gastarse cientos de miles de pesos en alquilar una avioneta para el perifoneo, cuando vemos diariamente a la población sobre todo en las áreas comerciales y de servicios, los mercados las medidas preventivas de salud.

De nada le ha servido gastar tanto recurso económico público en “sanitizar” hospitales y mercados, si todo sigue igual, Tlalnepantla ocupa el quinto lugar en decesos por COVID-19, pero el Alcalde asegura que esto se debe a que los hospitales del IMSS sobre todo la Clínica 72 recibe a gente de otros municipios pero se los cuentan al que gobierna y eso hace crecer el número de fallecidos.

Cuando se ve que ya autorizaron al tianguis decembrino en plena pandemia alrededor de las calles del Mercado Filiberto Gómez, si Raciel Pérez Cruz como Presidente lo que busca es tener mayores ingresos y no le importa prevenir la pandemia, entonces su discurso se queda en un buen propósito.

Y en el tema de Seguridad, la ciudadanía se queja diariamente en contra de los elementos de seguridad pública y de tránsito municipal, por la forma arbitraria y prepotente con que actúan, en lugar de proteger a la población la extorsiona, señalan que ya no saben de quien cuidarse si del delincuente o del policía, por eso ya evitan pedir apoyo en caso de algún suceso.