Brújula Sociopolítica

24/02/2021 Creado por Punto de Expresión Categoría: Inicio No hay respuestas

Eduardo Jaramillo Rodríguez

 

Presidente del Consejo Académico Ciudadano para la Calidad Pública

 LOS RETOS QUE LLEGARON AL EDOMEX

 La salud es importante, pero como se reactivará la economía?

  • Alfredo del Mazo

 

Como lo dispone el artículo 13 de la Ley General de Salud vigente en México, la federación planea, integra, coordina y evalúa con las entidades los programas y estrategias de salud; y en una crisis tan impresionable como la que estamos viviendo por COVID-19, las entidades son punta de lanza en la operatividad de las acciones con la federación; por ello, los Estados han sido actores fundamentales en esta lucha; en su mayoría cumpliendo con escasos recursos la parte de su encargo. Según fuentes oficiales, El Gobierno del Edoméx informó habilito 284 brigadas con 122 mil servicios; una red de hospitales COVID con 58 unidades médicas; para su reconversión, equipamiento y preparación destinó mil 900 millones de peso; mil 400 médicos y enfermeras adicionales, 70 unidades móviles y espacios alternos con 750 camas. Los números son claros 91,000 personas recuperadas hasta el día 21 de febrero vs 30,000 muertos, o más.

 

 

  • Los protocolos y las nuevas estrategias

 

La crisis del coronavirus transformó nuestra economía; ahora estamos enfocados a la digitalización y a la incorporación de protocolos de bioseguridad, entre otras predisposiciones necesarias y emergentes para mantener la sostenibilidad de los modelos y programas económicos; así, está cambiando el accionar de los diferentes sectores económicos y la forma de trabajar de las personas. Hablamos de que estamos inaugurando una nueva etapa de los procesos económicos.

En este contexto, es clave entender el mundo post-COVID-19 y las habilidades que tendrán mayor demanda en la nueva normalidad. Es inaplazable diseñar nuevas estrategias para equipar ágilmente a todos los trabajadores con estas destrezas, especialmente a aquellos industriosos más vulnerables que tradicionalmente no tienen acceso a oportunidades de entrenamiento para el trabajo y de reinserción laboral.

  • La planificación económica del Edoméx

 

La planificación económica de esta transición debe ser efectiva y oportuna en la política, la administración, las empresas y las organizaciones, relacionadas con los actores primarios y secundarios de la economía.

 

El mapa de ruta que debe seguir un Estado tan contrastante en sus territorios como es el Edoméx, será una receta de nuevas políticas públicas con variables metodológicas-administrativas y financieras tan desemejantes como los diversos grupos y actores sociales del mapa que conforma la economía mexiquense; no bastan los programas, subsidios y apoyos apuntados hoy; se deben replantear desde la base social-metodológica, rediseñar y diversificar ampliamente la gama programática del Estado, con creatividad y consistencia. El Estado es el actor fundamental que tiene a su encargo las iniciativas económicas con el apoyo de los dueños del dinero.

 

  • Grupo interinstitucional emergente

Es importante que el Gobierno del Estado de México integre a un nuevo grupo de expertos y empresarios en una nueva estrategia de planificación programática, con las áreas trasversalmente coincidentes con el eje de Desarrollo Económico y en la ruta apremiante para rediseñar un modelo de reactivación económica para el nuevo mundo postCOVID-19, a fin de que la segunda mitad del sexenio de certidumbre a las regiones mexiquenses.

  • Mundo post-COVID

Entidades como el Edoméx, con una alta presencia de comercio informal, requieren de un nuevo abanico de habilidades desde niveles muy básicos, esta crisis es una oportunidad de oro para avanzar en la transformación del mercado laboral centrándonos en la persona. La reactivación debe tener acciones de corto plazo, pero también es fundamental contar con una visión de largo plazo para lograr el mayor desarrollo que las regiones merecen.

  • Desarrollo económico local sostenible

 

Las regiones del Edoméx, son verdaderas minas de oro con un infinito potencial humano para el crecimiento y la formalidad económica, si las vemos desde su natural vocación productiva y económica. La crisis de la COVID-19 obliga a pensar fuera de la caja y a buscar soluciones innovadoras y ajustarlas de forma muy oportuna, ágil y efectiva al territorio en el que se debe ejecutar. No tomar las acciones necesarias a tiempo tendrá un alto costo, como lo demuestran otras crisis anteriores. Por tanto, el detonante necesario para encauzar nuevos e innovadores proyectos locales, está a cargo del Gobierno Estatal como importante tutor social con su poder legal y autonomía política.

  • Control de la sostenibilidad del desarrollo

En este rubro habrá que revisar estrictamente estas variables: “necesidades inmediatas, capacidad institucional local, condiciones del mercado, margen de maniobra para obtener préstamos y el legado de las decisiones de inversión en infraestructura adoptadas en el pasado. Otros criterios que se deben evaluar en las intervenciones o inversiones de estímulo, son su potencial de creación de empleo, el tiempo que lleva la puesta en marcha del proyecto, la posibilidad de que los fondos públicos ayuden a movilizar financiamiento privado para seguir apoyando un proyecto”.

  • Incentivar la formalización

Los programas que entregan transferencias sociales temporales y todos los apoyos sujetos a cumplir con el adiestramiento y la capacitación, son esquemas de incentivos que fortalecen el esfuerzo de formalización y ponen a las personas en el atajo de empleabilidad. Creemos que ante la pérdida masiva de empleos el Estado y la Federación deben invertir con el acompañamiento de otros actores y de la IP; el emprendimiento es tarea forzosa y permanente.

  • Empleo formal para conservar el informal

Lo que no ha ocurrido en México y que es justamente lo que requieren hacer las entidades de acuerdo a sus activos, es otorgar apoyo a las firmas formales para conservar no solo el empleo formal, sino también el empleo informal que está relacionado a la actividad económica derivada de las empresas formales. Así, los programas que protegen los empleos formales y desincentivan los despidos son importantes para minimizar el desempleo de largo plazo tanto de formales como de informales y evitar caídas en la productividad. Por ejemplo, “China se ha embarcado en un plan agresivo para salvar su economía, lanzando políticas y campañas destinadas a incentivar a las personas a volver al trabajo, alentar la confianza empresarial y proteger a la mayor cantidad posible de empresas.” El Gobierno Federal de México debe reorientar capital destinado a los megaproyectos que si pueden esperar para reactivar la economía local de las entidades que está en la etapa de astenia. Hasta aquí y hasta ahora, privilegie una vida con Activación Física suficiente y una sana alimentación.

 

Twitter: @jaramillomex

Correo consejoacademicoedomex@gmail.com

Facebook: Eduardo Napoleón Jaramillo